Comercio electrónico se acelera con la COVID-19

La pandemia de la COVID-19 impulsó el uso de las tecnologías de la información y comunicación en el comercio, ya que permitió mantener el distanciamiento social, necesario para contener la propagación de la enfermedad, a la vez que potencializó la adquisición de bienes y servicios de manera remota. Si bien desde 2013 el comercio electrónico ya tenía una presencia importante en la economía mexicana (3% del PIB), tan solo seis años después, en 2019, se había duplicado (6% del PIB), según datos de INEGI.

Para 2020, había poco más de 84 millones de mexicanos que hacían uso de Internet y su actividad en línea se concentraba en: obtener información, comunicación, entretenimiento, operaciones bancarias y compraventa en línea, entre otras. De manera más específica, el año pasado, 28% realizó al menos una compra de bienes y servicios en línea; 30% efectuó transacciones sólo para comprar, 16% sólo para pagos y 54% para ambas actividades.

También destaca que, desde inicios de la pandemia, se incrementó la frecuencia de las compras en línea. Según los últimos datos de 2020, 35% realizó este tipo de operación al menos una vez al mes, 32% al menos una vez cada seis meses, 8% cada quince días y otro 8% una vez a la semana, siendo que, en 2015, 32% realizó una compra online una vez al año.

La demanda online de los mexicanos también ha cambiado, pues a causa de la COVID-19, 70% de las compras fueron artículos de uso e higiene personal, 35% artículos para el hogar y 31% alimentos y bebidas. A diferencia de 2015, cuando casi la mitad de los compradores en línea adquirió bienes y servicios para uso personal y los productos menos demandados fueron alimentos y bebidas.

Los principales obstáculos que enfrentaron los mexicanos para comprar por Internet estuvieron relacionados con la entrega de los productos (64%), la seguridad del pago (21%), la calidad (25%), el estado del producto (18%) y la seguridad de los datos personales (5%).

Lo cierto es que, plataformas de comercio electrónico como Mercado Libre y Amazon han sido ampliamente favorecidas por estos cambios de consumo pues, de acuerdo con cifras de la Bolsa Mexicana de Valores, el precio por acción de Mercado Libre creció 260% en tan solo 17 meses (marzo 2020- agosto 2021), y el precio por acción de Amazon incrementó 92% en el mismo periodo.

Las estrategias más destacadas que ofrecen estas empresas son: rápida entrega a domicilio, descripción detallada de los bienes y servicios, costos totales y de impuestos, opción de devolver el producto si no satisface al cliente, múltiples métodos de pago, promociones de suscripción a canales de entretenimiento, entre otras.

Bajo este contexto, resulta sustancial, tanto para consumidores como para proveedores de bienes y servicios, conocer la evolución del comercio electrónico para así tomar de manera oportuna decisiones que maximicen sus transacciones.

FUENTES: Redacción IPM, INEGI, BMV.

01 Comercio electrónico

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.