¿Cómo vemos la seguridad en México?

A nivel nacional, 58.9% de la población de 18 años y más, considera que la inseguridad es el problema más importante que les aqueja hoy en día, seguido del desempleo (41.5%) y la salud (40.2%).

 

75.6% de los mexicanos percibe insegura su entidad federativa. Los estados que se consideran más inseguros son: Estado de México, Morelos, Puebla, Ciudad de México, Tabasco, Guanajuato, Zacatecas, Veracruz, San Luis Potosí y Michoacán.

 

Los cajeros automáticos ubicados en la vía pública (80.5%), el transporte público (69.5%) y el banco (68.2%) son los lugares públicos o privados en donde la población de 18 años o más se siente más insegura.

 

Durante 2020, se cometieron 27.6 millones de delitos asociados a 21.2 millones de víctimas. Esto representa una tasa de concentración de 1.3 delitos por víctima. Los delitos más comunes fueron: robo o asalto en la calle o transporte público (22.5%), fraude (19.3%), extorsión (16.9%), robo total o parcial de vehículo (10.6%) y amenazas verbales (9.7%).

 

A nivel nacional, en ese mismo año, el costo promedio del delito por persona a consecuencia de la inseguridad fue de 7 mil 155 pesos.

 

La principal conducta delictiva o antisocial que se identifica en los alrededores de la vivienda es el consumo de alcohol en las calles (60.7%), robo o asaltos (54.6%), vandalismo (42.2%), venta o consumo de drogas (39.3%) y disparos frecuentes con armas (38.9%).

 

En 2020, en la Ciudad de México se estima una tasa de 53 mil 300 delitos por cada 100 mil habitantes, colocándola como la entidad federativa con mayor incidencia delictiva; representando a nivel nacional una tasa de 30 mil 600 delitos.

 

Desagregando la incidencia delictiva por tipo de delito en la Ciudad de México, se estima una tasa de 16 mil 586 robos o asaltos en la calle o en el transporte público por cada 100 mil habitantes. Colocando a la Zona Oriente y Poniente como las más inseguras en cuanto a este delito.

 

No obstante, para 2020 se estima que 93.3% de los delitos no se denunciaron y entre los que que sí fueron denunciados, solo 66.9% iniciaron una carpeta de investigación, pero en el 48.4% de estos casos no pasó nada o no se continuó con la investigación.

 

Entre las razones de las víctimas para no denunciar los delitos ante las autoridades destaca la pérdida de tiempo (33.9%), desconfianza en la autoridad (14.2%), por trámites largos y difíciles (8.5%) y por actitud hostil de la autoridad (3.5%).

 

Finalmente, durante el primer trimestre de 2022, 35.2% de la población de 18 años y más consideró que la delincuencia seguirá igual de mal en los próximos 12 meses, mientras que el 25% consideró que empeorará.

 

 

 

Fuente:

Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre la Seguridad Pública (ENVIPE) 2021. Septiembre de 2021. INEGI.

Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU). Primer trimestre 2022. Abril de 2022.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.